"¿Tendinitis?"...Tenosinovitis del tibial posteriorEditar ContenidoImagen Asociada

PODIUM NS
Podium · Nutrition And Sports

"¿Tendinitis?"...Tenosinovitis del tibial posterior

(0) 18/07/2016 15:26h

En esta ocasión y por una petición (esperemos que la primera de muchas) vamos a hablar de una lesión especialmente común en corredores, la tenosinovitis del tibial posterior. De hecho es una lesión tan común que es la tercera lesión de tipo tendinoso mas frecuente en corredores tras la tendinitis del tendón de Aquiles y el síndrome de la cintilla iliotibial.

¿Cómo es y qué hace el tibial posterior?

Tibial posterior

El músculo tibial posterior se origina en la cara posterior de la tibia y peroné para dirigirse hacia abajo y hacia la parte interna del tobillo, convirtiéndose en tendón poco antes de su llegada al maléolo interno en el cual se refleja como si de una polea se tratase para ir a insertarse al escafoides tarsiano. También manda expansiones a la 1-2 cuña y a la base del 2º-3º y 4º metatarsiano.
 
Para protegerse del roce contra el hueso este tendón está cubierto por una vaina que presenta un líquido  lubricante. Si no existiera esta vaina protectora, el tendón se rompería por la fricción del tendón contra el hueso.

 
Con esta disposición las funciones del tibial posterior son flexión plantar e inversión. Traducido a la carrera sería impulso del pie y amortiguación/estabilización del pie en la fase de recepción evitando que éste prone en exceso (sobre todo en aquellos corredores con apoyo de antepíe).

¿Que es una tenosinovitis?

 
Una tenosinovitis es una lesión en la estructura del colágeno del tendón que va acompañada de un aumento de liquido en la vaina protectora del mismo. Es decir una tendinopatía más una sinovitis.

¿Realmente lo que tengo es tenosinovitis?

“¡Si claro!, tengo una resonancia en la que se ve”...
 
Bueno pues eso no es del todo así, las pruebas de imagen son “fotos” de tu anatomía no son fotos de tu dolor.  Hay gente con pruebas de imagen en las que se aprecia una degeneración severa de sus tendones y que no presenta síntomas y personas que tienen síntomas de dolor tendinoso y cuyas pruebas de imagen aparecen perfectas. Pero de esto hablaremos más otro día.
 
Las pruebas ayudan, son un dato más, pero para diagnosticar una tendinitis lo que hace falta es que se cumplan los siguientes criterios:
 
1.       Localización del dolor a punta de dedo: el dolor de tendón es muy localizado. Si abarca una región más extensa puede que no sea un problema de tendón, o que lo sea pero acompañado de algo más. Es, además, un dolor que se siente con los movimientos y muy raramente en reposo. 
 
2.       Dolor On/Off: el dolor de tendón es especialmente acentuado cuando estamos un tiempo parados y volvemos a movernos, siendo por tanto la rigidez matutina un criterio muy característico de problemas de tendón. Los primeros movimientos suelen ser muy dolorosos y a medida que se va calentado el dolor disminuye.
 
Si tu dolor no es así, es fácil que el causante de tu dolor no sea el tendón, aún y cuando aparezca lesionado en las pruebas de imagen. Tu dolor podría ser un punto gatillo del aductor del pulgar o del flexor largo de los dedos, un problema en el ligamento lateral interno del tobillo o una neuropatía del nervio tibial posterior (síndrome del túnel tarsiano), por citar algunas de las lesiones que se me ocurren ahora y dan síntomas en esa zona.

Realmente se trata de un problema de tendón ¿Cómo ha aparecido?

El origen de la tenosinovitis del tibial posterior es un cambio desproporcionado en las cargas que sufre el tendón. Pongamos algunos ejemplos:

Qué hacer:
Qué NO hacer:
Nuestr@ Recomendación...

Por suerte hay un profesional que te puede ayudar en este proceso tan complicado, el fisioterapeuta. Un buen fisio ha de detectar el origen de tu sobrecarga y tratarlo cuando esté en su mano o derivarte  al profesional que corresponda (podólogo, nutricionista…).Pero no se ha de quedar ahí sino que te ha de guiar en el proceso de recuperación, prescribiéndote los ejercicios necesarios para que tu tendón mejore y vigilando tu progresión para evitar que vuelvas a recaer en la lesión.
 
En Podium disponemos de un equipo multidisciplinar: Fisio, podólogo, nutricionista, suplementación, preparador físico… Por lo que no te faltara atención a la hora de recuperarte de una lesión de este tipo.

Bibliografía

Posted on 18/07/2016 by Álvaro Peña, physiotherapist at Podium

Actualidad, Deporte, Fisioterapia, Podium, Salud
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Política de privacidad y Responsabilidad de los comentarios