La dieta de los mejores atletas: "los griegos"

PODIUM NS
Podium · Nutrition And Sports

La dieta de los mejores atletas: "los griegos"

(0) 29/09/2015 19:42h
Cenas Navidad

Probablemente en ningún otro período de la historia cultural de la humanidad el deporte ha ocupado un lugar tan importante en el arte como en la Grecia antigua. Al imaginar el cuerpo de los atletas griegos, nos viene a la mente una imagen  que aúna esbeltez y fuerza. Cuerpos de complexión grande, definición muscular y escasa grasa. Y, a la vez, lejos de cuerpos extraordinariamente musculados.
 
Famosos por sus cualidades atléticas, los deportistas griegos marcaron un claro comienzo en la nutrición deportiva. Lo que comían los mejores deportistas era imitado por el resto de ellos, y de esa manera empezó a generarse una preocupación especial por mejorar el rendimiento a través de los alimentos.

¿Que comían los atletas griegos?

La base de la dieta en Grecia era la dieta mediterránea, sin embargo, la variedad de alimentos no se asemeja mucho a la de hoy en día. Se alimentaban sobre todo a base de pan y/o cereales y lo complementaban con el opson (pescado en griego moderno). Lo que acompañaba siempre al pan  solía ser  el queso, aunque también recurrían al aceite de oliva o vegetales frescos, frutas, ensaladas, ajos y cebollas.

Es curioso como los dos alimentos más consumidos son ricos en nutrientes hoy por hoy muy importantes en la nutrición deportiva. Carbohidratos y proteína de la leche.  La gran mayoría de suplementos hiperproteicos en el mercado están elaborados a partir de suero lácteo, del que se extraen proteínas de gran calidad. Por otro lado, el papel de los carbohidratos es clave en la recuperación post esfuerzo así como en la mejora del rendimiento antes y durante el ejercicio.  

También tomaban frutas, sobre todo uvas e higos, y bebían vino tinto diluido en agua. Hoy en día es muy habitual encontrarse con suplementos deportivos que incluyen resveratrol y otros componentes de la uva como ayuda para la mejorar de la condición física.
Otra de las características de la dieta en la Grecia antigua es que como alimento proteico por excelencia, elegían el pescado.  No era un alimento base de su dieta ya que lo comían sobre todo en las clases altas. A penas se comía carne en las zonas más cercanas a la costa, esporádicamente tras los sacrificios en honor a los dioses.
Los frutos secos como las almendras y las nueces no faltaban en su dieta. Éstos, junto con el pescado azul, son fuente de ácidos grasos poliinsaturados, que no faltan en la dieta de los deportistas. Los suplementos basados en estos valiosos nutrientes vuelven a ser protagonistas en la suplementación deportiva. Consttuyen uno de lso suplementos suplementos deportivos más utilizados y mejor valorados debido a su acción antiinflamatoria: los ácidos omega 3 y 6.

Por último, también queremos resaltar el consumo de ajos y cebollas por parte de esta civilización. La alicina, presente en esto dos alimentos, ha sido objeto de estudio en sujetos deportistas, debido a sus propiedades antifatiga y antioxidantes.

*Información obtenida de la investigación de Monstserrat Jufresa, catedrática emérita de filología griega de la Universidad de Barcelona.

Posted on 30/09/2015 by Amaia Bernal

Actualidad, Deporte, Nutrición, Podium, Salud
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Política de privacidad y Responsabilidad de los comentarios