¿Cómo elegir unas buenas zapatillas para practicar deporte?Editar ContenidoImagen Asociada

PODIUM NS
Podium · Nutrition And Sports

¿Cómo elegir unas buenas zapatillas para practicar deporte?

(0) 09/05/2016 12:45h
Zapatillas

Con tantos tipos y estilos de zapatillas para correr en el mercado, es difícil saber por dónde empezar. Esta es nuestra guía para conocer mejor que tipo de calzado deportivo necesita tu pie.
 
Una correcta elección puede mejorar tu forma física, aumentar la velocidad y te mantendrá cómodo y sin lesiones. Pero, ¿cómo elegir las zapatillas más adecuadas?

Comienza por hacerte estas preguntas...

¿Qué tipo de “running” voy a realizar?

Todas las zapatillas para correr no son iguales. Las más comunes son las de asfalto, están amortiguadas para proteger el pie y la columna vertebral de los efectos de los impactos sobre superficies duras. Por lo general, funcionarán también bien en terreno blando, pero si se corre por un terreno irregular, las zapatillas de trail son una apuesta mejor. Estas ofrecen un mejor agarre y protegen más el pie.

¿Cuánto quieres gastar?

Puedes gastarte lo que quieras, dependiendo de factores como la marca, las características técnicas de la suela y de la plantilla y de los descuentos de temporada.
 
Entre  70 y 100 euros es la media. Si tienes un presupuesto limitado, coméntalo en la tienda antes de empezar a buscar, así no te decantarás por un modelo que no puedes permitirte.

¿Cuál es mi talla?

Olvida el número de la etiqueta y mira cómo te ajusta ya que puede variar mucho según la marca y el tipo. Las hormas son diferentes en una zapatilla de trail que en una de asfalto o si es de gama alta o baja.
 
Es necesario que el dedo gordo no toque la punta de la zapatilla, de lo contrario se te podrían poner las uñas negras y hacerse ampollas.

¿Qué tipo de apoyo necesito?

Todo el mundo corre de manera diferente, tiene pies y biomecánica diferentes. Por lo que la altura del arco y el apoyo de talón que se necesitará también serán diferentes.
 
La mayoría de las marcas hacen zapatillas que ofrecen diferentes tipos de apoyo, de acuerdo con su forma de correr. Para esto se tiene en cuenta como es el primer impacto del talón con el suelo y si a partir de allí el pie cae en pronación (hacia adentro) o supina (hacia afuera).
 
La plantilla de la zapatilla es un mapa perfecto de las presiones de nuestro pie, observar el desgaste nos dará una idea de dónde nuestro pie ejerce mayores presiones contra el suelo.
 
Si practicas running de forma intensiva, independientemente del tipo de zapatilla que elijas es altamente recomendable llevar unas plantillas personalizadas para tus pies. De esta forma proporcionamos un suelo a la medida del pie evitando que sea éste quien tenga que adaptarse a la plantilla que viene con la zapatilla y evitando así posibles posiciones afisiológicas del pie.
 
Si tienes un arco alto y el pie no se colapsa en pronación en el apoyo total del pie, se recomienda una zapatilla neutra. Si por el contrario el pie prona, será más adecuada una zapatilla que proporcione estabilidad.
 
Si tienes el arco bajo y presentas una pronación más severa, una zapatilla de control de movimiento más rígido que garantice la estabilidad del tobillo al correr, te resultará más cómodo y te ayudará a evitar lesiones.

Cómo elegir unas buenas zapatillas para practicar deporte
¿Cómo debo cuidar mis zapatillas nuevas?

No tengas la tentación de lavarlas si se ensucian o ponerlas en el radiador si se mojan.
 
El calor hará que la suela pierda sus propiedades de dureza, resistencia y elasticidad. Sacúdelas o pásales un cepillo para quitar el barro. Si realmente están cubiertas de barro puedes sumergirlas en la bañera con agua fría y secarlas al aire libre o en casa.
 
Toma nota de la fecha de compra de las zapatillas y ten un control de los kilómetros que les haces. A modo de referencia, deberías reemplazar las zapatillas entre los 800 y 1000 km dependiendo de tu peso y del tipo de carga al que se han visto sometidos los materiales.
 
Si hay partes de la suela notablemente más desgastadas que el resto, si las zonas de pliegue de la zapatilla están muy marcados en según qué zonas, o si aparecen dolores o molestias nuevos,  podrían ser señales de que necesita reemplazar las zapatillas.

La forma en que apoyan los pies y las características de las zapatillas, determinarán en gran parte la salud de nuestro sistema musculo-esquelético y nuestra vida deportiva. Cualquier defecto en el apoyo del pie multiplicado por los miles de pasos que realizamos cuando corremos producirá un impacto y unas fuerzas de reacción del suelo contra el pie que puede ser el origen de lesiones no solo en el pie sino en todo el cuerpo.
 
Una correcta elección de las zapatillas deportivas y una valoración biomecánica por parte del profesional puede proporcionarte una larga y feliz vida deportiva libre de lesiones.

Posted on 10/05/2016 by Jorge Pérez, Podiatrist at Podium.
 

Actualidad, Deporte, Podium, Podología, Salud
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Política de privacidad y Responsabilidad de los comentarios